Para bebés de 6 a 8 meses 

Selecciona peras Red D’Anjou, Anjou o Bartlett. Presiona suavemente cerca de la base de la pera. Si cede un poco, está madura. Las peras maduras tienen un olor dulce y aromático. Si compras peras que aún no están maduras, guárdalas en el mostrador de la cocina dentro de una bolsa de papel. Si están maduras, las puedes refrigerar. 

Las peras contienen mucha fibra, que favorece el buen funcionamiento de los intestinos, además de ser también una buena fuente de vitaminas C y K. 

Porciones: alrededor de 24 porciones de 1 onza (28.5 g) 

Ingredientes: 

  • 4-6 peras D’Anjou, Anjou, o Bartlett 
  • 1/8 cucharadita de vainilla 
  • 1/8 cucharadita de jengibre en polvo 


Preparación: 

Lava las peras, pélalas y quítales el corazón. Córtalas en trozos pequeños o en rebanadas. 

 

Para cocinar en el microondas: 

Pon las peras en una fuente de microondas. Espolvorea vainilla y jengibre en polvo, cubre y cocina a temperatura ALTA por 5 minutos. Deja reposar otros 5 minutos. La fruta está lista si puedes pincharla o machacarla fácilmente con un tenedor. Pon la fruta y 2 a 4 cucharadas del líquido de cocción en la licuadora. 

 

Para cocinar en la estufa: 

Pon una taza de agua en un cazo grande. Coloca una cesta para cocinar al vapor en el cazo. Pon los trozos de pera en la cesta. Espolvoréalas con vainilla y jengibre en polvo. Cubre el cazo y ponlo sobre la estufa a fuego ALTO hasta que el agua hierva. Reduce el fuego a bajo y cuece las peras durante 5 minutos. Déjalas reposar 5 minutos. La fruta está lista si puedes pincharla fácilmente con un tenedor o machucarla con facilidad. Pon la fruta y 2 a 4 cucharadas del liqíuido de cocinar en un procesador de alimentos o licuadora. 

Licúa las peras en la licuadora o el procesador de alimentos hasta que tengan una textura de puré suave. Detén el procesador una vez para empujar hacia abajo los lados del recipiente con una espátula. 

Para congelar el puré:
Vierte el puré de peras en una bandeja de cubitos de hielo y cúbrela. Ponlo en el congelador durante 8 a 10 horas o toda la noche. 

Escribe “PERAS” y la fecha en una bolsa especial para congelador. Saca la bandeja de cubitos de hielo del congelador y pasa un poco de agua caliente por la parte de atrás. Voltea la bandeja para que salten los cubitos de puré de pera y ponlos en la bolsa. Guarda la bolsa en el congelador. Puedes mantener las papillas de fruta o verduras congeladas hasta 6 meses. 

Cuando quieras darle esta papilla a tu bebé, saca uno o dos cubitos y ponlos toda la noche en el refrigerador para que se descongelen de manera segura.