Cariñosas, estrictas, aventureras, juguetonas,... las mamás tenemos muchos rasgos distintos, que forman parte de nestra personalidad y que transmitimos a nuestros hijos. Descubre qué perfil de mamá te queda mejor.

 

MADRES CARIÑOSAS

El instinto maternal nos lleva a ser cariñosas con nuestros bebés, y también nuestros hijos nos responden a estos besos y abrazos. Recordarles cuánto los amamos, demostrárlo con acciones o frases te hacen ser una mamá 100% cariñosa. Aprovecha ahora que están pequeños porque conforme van creciendo...esto se volverá más complicado, y aunque no nos guste, será díficil expresarles o mostrarles nuestro cariño.

 

MADRES DEPORTIVAS

El deporte aporta muchos valores a nuestros hijos, además de desarrollo físico. Las mamás deportistas podemos compartir nuestras aficiones con ellos y enseñarles la importancia de estar activos. Hacer actividades al aire libre, exponerlos a la aventura, emoción y adrenalina junto contigo te hacen ser una mamá deportista, esta característica se puede vlver un hábito en la vida de tus hijos y así les estarás enseñando la importancia de mantenerse activos para así desarrollar una vida saludable. ¡Motívalos a hacer ejercicio contigo!

 

MADRES EJECUTIVAS

Ya ser madre es trabajo suficiente para que todas nos consideremos como ejecutivas. Sin embargo, la incorporación de las mujeres al mercado laboral ha supuesto que nos convirtamos en madres trabajadoras, capaces de compaginar las horas frente al ordenador con entretener y criar a nuestros bebés. Si eres de las que trabaja fuera de casa (a demás de todas las labores que corresponden por el hecho de ser madre), y aún así tu preocupación principal son tus hijos ¡Eres una mamá completamente trabajadora!

 

MADRES SOBREPROTECTORAS

Las mamás somos muy cuidadosas con nuestros hijos, e intentamos saber qué es lo que necesitan en cada momento. Así sabrán que están a salvo y pueden expresarse sin temor. Si constantemente les preguntas cómo estan, dónde están, con quién están, entre otras cuestiones acerca de sus planes, salidas, etc. te preocupas por todo  lo que hacen, dicen, piensan, y te da "miedo" dejarlos sólos o dejarlos experimentar cosas sin ti, considérate como mamá  sobreprotectora. No tiene nada de malo, pero recuerda que poco a poco debes de ir dejando que tus hijos experimenten cosas por sí solos, claro que nunca estará de más preocuparnos por nuestros pequeños.

 

MADRES EJECUTIVAS

Las manualidades les encantan a los niños, son fáciles y divertidas para hacer en familia. Este tipo de actividades ayudan a que tu hijo desarrolle mucha habilidades tanto físicas como creativas. Implementar actividades de este estilo también crea vínculos entre madre e hijo, ya que pasar tiempo de calidad con tus hijos ayuda a que la relación mejore. 

Las madres ayudamos a desarrollar la imaginación de nuestros hijos, y ellos también nos enseñas a ser creativas y artísticas. Dibujar o colorear con nuestros hijos es una actividad muy divertida que podemos compartir en el Día de la Madre o cualquier tarde, todos los momentos son buenos para compartir en familia.

 

MADRES EXIGENTES

Enseñar a los hijos es una tarea difícil, pero a veces las madres somos demasiado exigentes con ellos. ¿Sabes equilibrar la exigencia con el apoyo? Poner límites y estimular a tu hijo es una tarea muy importante para las mamás.

 

MADRES JUGUETONAS

Los niños podrían pasar el día jugando, y aunque a veces estemos agotadas, las mamás también disfrutamos de los momento de ocio con ellos. ¿Te gusta compartir juegos con tus hijos?


 

 

 

 


 

  

   Y tú ¿qué tipo o tipos de mamá crees que eres?, ¿crees que falta algún tipo de mamá? ¡¿Cuál?! déjalo en los comentarios :)   

   ¡Tú opinión es importante!