Ser mamá es una de las más grandes bendiciones que existen, sin embargo hay un montón de cosas que descubrirás si eres primeriza y que no se vuelven a repetir con el siguiente embarazo, pues son experiencias nuevas que tal vez no te imaginasSi vas a ser mamá primeriza debes tener en consideración ciertos detalles y aquí te damos algunas recomendaciones y datos que podrán ayudarte en tu proceso. 

 

S E R   M A M Á   P R I M E R I Z A

Cuando una mujer sabe que va a ser madre primeriza es lógico que los nervios estén presentes. La incertidumbre asalta y juega malas pasadas con nuestra mente.

Pero debemos procurar mantenerla a raya y utilizarla como una herramienta para buscar informarnos mejor acerca de todo aquello que necesitemos.

Tranquila, una vez que resuelvas lo básico, lo demás te resultará sumamente sencillo. Dentro de la variedad existen cuestiones fundamentales que son muy difíciles de pasar por alto.

 

N U E V A S   E X P E R I E N C I A S

MUCHO SUEÑO

Durante el segundo trimestre es común que el cansancio y la somnolencia se presenten. Debes saber que el sueño y tus energías se modificarán debido a varias razones, especialmente por el crecimiento del vientre, pues todos los órganos internos presionan el diafragma causando fatiga por cualquier actividad física.

El incremento en la frecuencia respiratoria, el descenso en la tensión arterial y los periodos de ayuno debido a los cambios metabólicos, harán un complot para que tú tengas más ganas de estar en cama durmiendo una siesta durante el día.

 

ROPA DE MATERNIDAD

Antes de salir a comprar montones de ropa de maternidad, debes saber que con los cambios hormonales también se avecinan los bochornos, por lo que hay que buscar prendas, que además de estar elaboradas con tejidos frescos y cómodos y adecuarse a que pronto crecerás, también deben ser versátiles.

La ropa ideal para una futura mamá es aquella que es delgada pero elástica y que es muy cómoda pero casual. Es recomendable comprar ropa una o dos tallas más grande de lo que te queda en el principio del embarazo para que no te encuentres sin nada que ponerte al final, igualmente es preferible usar más de dos prendas al mismo tiempo que una que sea muy gruesa e incómoda.

 

NO AL ALCOHO, CIGARRO Y CAFÉ

Muchas madres primerizas desconocen que hay muchos hábitos que deben evitar, incluso antes del embarazo para tener un bebé saludable. La primera de ellas es fumar, una de las acciones más dañinas para tu bebé puesto que puede ocasionar daños en su sistema nervioso central causando bajo peso en el nacimiento y un alumbramiento prematuro.

Está prohibido consumir alcohol durante esta etapa ya que si tomas una gota, tu bebé también lo hace. Esto sucede porque el alcohol en la sangre de la madre pasa de la placenta al bebé a través del cordón umbilical. Evita consumir café, pues puede ocasionarte acidez, pesadez de estómago, náuseas o vómito.

 

NÁUSEAS

Si estás embarazada por primera vez y nunca habías tomado en serio las advertencias de que muchas mañanas te la pasarías en el baño, es momento de hacerles caso. ¡No te preocupes! Es normal despertar por la mañana con un sabor amargo en la boca, náuseas y vómitos una o dos veces al día estará dentro de lo común durante el primer trimestre del embarazo. Después de la semana número 12 estas molestias deben desaparecer.

 

SENTIR LOS MOVIMIENTOS DEL BEBÉ

Es totalmente normal sentir sus pataditas a partir del cuarto mes de gestación, que es cuando se vuelven perceptibles los movimientos del pequeño en el vientre. Es hasta este periodo cuando los músculos de tu bebé se encuentran desarrollados por lo que se moverá con más fuerza. También sus oídos ya estarán lo suficientemente desarrollados como para escucharte por lo que ya puedes hablarle, lo que será una grata sorpresa para alguien que se encuentra estrenándose en la bella experiencia de ser mamá.

 


Nadie nace sabiendo ser madre, pero sin duda conocer lo que puede suceder es prepararte para lo que viene.


 

A L G U N O S   C O N S E J O S

*Prepara y congela comida. Tómate un tiempo para cocinar varias comidas para la primera semana. Esta es una buena estrategia que puedes usar para facilitarte los primeros días, que son sobre todo de adaptación.

*Ten lista la ropita. Como mamá primeriza es probable que ya hayas adquirido varias prendas para el ajuar de tu bebé. Si aún no lo has hecho, procura adquirir prendas para bebés de cero hasta los seis meses. ¿Por qué? Porque debes tener en cuenta de que un bebé crece rápidamente. Por otra parte, hay bebés que nacen con mayor tamaño que otros.

Por supuesto, la ropa nueva para el bebé deberas lavarla y guardarla preferiblemente en bolsas plásticas herméticas. Deberás hacer lo mismo con las mantas, toallas, pañales de tela, peluches y todo aquello que vaya a entrar en contacto directo con el bebé.

*Reúne los artículos básicos. 

Leche de fórmula y biberones. En caso de que pienses amamantar a tu bebé estos dos productos no serán necesarios durante los primeros días. De lo contrario, compra fórmula y dos biberones.

Pañales. Durante los primeros días necesitarás entre 8 y 12. Eso sí, no te aventures a comprar muchos porque el bebé crece rápido y en pocos días necesitará una talla distinta.

Artículos de higiene personal. Champú para bebé, toallitas húmedas, jabones, polvos de talco, cortauñas para bebé, loción o crema hidratante, esponja de baño, lociones, etcétera.

Crema para irritaciones o rozaduras. El pañal puede ocasionar pequeñas lesiones en la piel de tu bebé que son fáciles de sanar con la crema apropiada. Procura tenerla siempre a la mano.

Una buena pañalera. Este es un artículo indispensable ya que al momento de salir con tu bebé necesitarás llevar lo básico y esto no puede ir en nuestro bolso personal. Te recomendamos elegir una pañalera donde quepa todo lo básico y que sea de un material fácil de limpiar.

*Consejos para TODA LA VIDA. 

Pide ayuda cada vez que la necesites. Sabemos que muchas veces tendrás el deseo de hacer las cosas por ti misma pero un poco de ayuda nunca está de más cuando se es mamá primeriza.

Sé honesta contigo misma. Aprende a conocer tus límites, recuerda que ahora tu bebé depende de ti y es importante que estés saludable en todo aspecto para poder brindarle todo aquello que necesita. Además es imprescindible que no te descuides a ti misma, ya que es importante cuidar también del amor propio.

Aprovecha cada vez que tu bebé se duerma y descansa tú también. Muchas veces querrás ponerte al día con otras cuestiones en lugar de descansar, pero recuerda que es importante darle prioridad al descanso. Un buen sueño ayuda mucho a diario. De esta forma puedes mantenerte activa cuando tu bebé esté despierto y necesite de ti.

Procura mantener siempre un equilibrio. Pero no te desvivas haciendo malabares para cumplir con todo. Piensa que esto se trata de una carrera de resistencia y no de velocidad.

Recuerda que lo más importante es que puedas recuperarte físicamente.Sabemos que estos puede llegar a ser difícil durante los primeros días pero es importante que te mantengas lo más fresca posible.

 


Con el paso de los días, estos consejos los volverás parte de tu rutina y tanto tú como tu bebé tendrán una conexión más fuerte.


  

Disfruta tu embarazo y más aún la llegada de tu bebé. ¿Conoces a alguna mamá primeriza? ¡Compártele esta información! Si sabes algún otro consejo que pueda ayudar a aprovechar al máximo esta etapa no dudes en contárnoslo en los comentarios. ¡Cuidemos juntos la Salud de las nuevas mamás!